Blog

Bolsas isotérmicas: la seguridad de la cadena de frío

 

La cadena de frío es un proceso que afecta a la producción, transporte, distribución, almacenamiento y venta de un producto que requiere de unas condiciones especiales de conservación. ¿Cómo mantenerla de forma correcta? Hoy en Precintia te hablamos de las bolsas isotérmicas, un tipo de bolsa de seguridad que garantiza que se conserve en un intervalo de temperatura seguro durante su transporte.

 

Utilidades de las bolsas isotérmicas

Todos aquellos productos de los sectores sanitario y de investigación que requieren garantizar que las condiciones de temperatura se mantengan dentro de los límites aceptables durante el transporte, así como protegerlos contra la rotura, adulteración y robo para no poner en peligro su integridad y calidad, necesitan un sistema de embalaje adecuado y seguro.

En este sentido, las bolsas isotérmicas son unas de las herramientas más utilizadas para asegurar el control de la temperatura positiva, como en el caso de las muestras biológicas, cuyo transporte debe cumplir con una estricta normativa de seguridad.

Muestras biológicas cuyo transporte debe realizarse en bolsas isotérmicas.

También el transporte de medicamentos está regulado por la Comisión Europea en las Directrices sobre prácticas correctas de distribución de medicamentos para uso humano. Así, en el Capítulo 9 establece que para los productos que exigen condiciones especiales de temperatura, como son los medicamentos termolábiles –insulinas, vacunas, determinados antibióticos etcétera-, deben utilizarse equipos cualificados como embalajes y contenedores térmicos para garantizar que se mantienen las condiciones correctas de transporte.

 

Características de las bolsas isotérmicas

Bolsa isotérmica SAFEPACK.

Las bolsas isotérmicas como el modelo SAFEPACK, disponible en Precintia, es el mejor sistema para el transporte refrigerado de cualquier producto que necesite un control de la temperatura positiva. ¿Cuáles son sus principales características?

Materiales de calidad

La bolsa isotérmica SAFEPACK cuenta con un exterior de PVC, y un interior de placa de espuma de poliuretano, film alumínico y PVC transparente. Además, se trata de materiales de alta calidad, reciclables y no contaminantes.

Cierre de seguridad

A este modelo se pueden incorporar diferentes sistemas de cierre de seguridad patentados, que aplicados a la cremallera evidencian la apertura no deseada. Así, se puede optar por:

  • Sistemas insertados en la cremallera: como los precintos Safepol o también Envopol, que pueden insertarse en el tirador de la cremallera y fijarlo de manera horizontal para que no pueda desplazarse. Permiten numeración o logo, y también códigos de barras.

Precinto Safepol para bolsas isotérmicas.

  • Sistemas tipo brida: se trata de insertar al dispositivo existente dentro del aro del tirador un precinto tipo brida que bloquea el intento de deslizar la cremallera. Puede utilizarse el modelo Ten Lok o el precinto Pull Fly.

Precinto Pull Fly para bolsas isotérmicas.

Dimensiones y forma de transporte

La bolsa isotérmica SAFEPACK cuenta con unas medidas de 220x250x200 mm, aunque si su producto requiere de otras medidas, puede contactar con nosotros para consultar las posibilidades de personalización.

En cuanto a su forma de transporte, sus cómodas asas para un fácil manejo, así como su bolsillo transparente para un perfecto etiquetado, e incluso para llevar documentación, hacen que sumadas a sus otras características, este sistema sea el más idóneo para garantizar la cadena de frío.

Contacta con Precintia (precintos para camiones)

 

Imagen Catalogo Precintia

Descubre nuestros productos

Catálogo de productos

Indicado para todo tipo de sectores dando a conocer nuestro portfolio de productos

Leer más